Vender productos fuera de España es una oportunidad para que miles de empresas abran nuevos mercados y obtengan mayores beneficios. Sin embargo, al hacerlo, se deben considerar los detalles relacionados con el IVA. Es importante que el empresario sepa si las ventas a distancia que realiza están sujetas al IVA.

El empresario debe saber si vender productos fuera de España están sujetas al IVA. Para ello, hay que tener en cuenta el origen de las ventas. Por un lado, pueden ser envíos desde España a otro país de la UE. En este caso, es necesario saber quién es el responsable del envío y transporte de la mercancía, si es el propio vendedor. Por otro lado, quien adquiere los bienes debe ser una persona natural o jurídica.

Hasta julio de 2021, el IVA está excluido de las restricciones establecidas para poder tributar en origen. Hasta entonces, el límite era de 35.000 euros, excepto en Alemania, donde era de 100.000 euros. Esto no es un obstáculo para los empresarios que también optan por tributar en destino.

Compra de productos por Internet

A partir de julio de 2021, se ha revisado la ley sobre el IVA y las obligaciones relacionadas con la facturación. Entre estas novedades, los cambios fiscales son particularmente destacados en la compra de bienes producidos en línea.

Asimismo, la nueva norma establece que se deben tributar a partir de 10.000 € en el país donde se vende la propiedad. Esta cantidad no incluye impuestos. Tienes que tener cuidado porque estos 10.000 EUR corresponden al importe total pagado en la UE, lo que te obliga a pagar impuestos en el país de destino.

Esto significa que si, por ejemplo, se emite una factura en Francia por 6.000 euros y en Alemania por 5.000 euros, el empleador ya está obligado a pagar impuestos en estos países.

Los empresarios pueden pagar en origen si las ventas son inferiores a 10.000 EUR en el cálculo total.

Asimismo, si el régimen contempla la obligación de facturar cuando operen dentro de una comunidad, y cuando vendan en otros países, las empresas no tienen que identificarse en cada país, sino que solo pueden hacerlo en el país de origen, por ejemplo en España, tras la presentación de la declaración del IVA, la Agencia Tributaria española distribuirá la cantidad correspondiente entre el resto de las autoridades tributarias.

Últimos artículos

Leave A Comment