Una de las preguntas más frecuentes entre los emprendedores es cómo montar un estanco u obtener un traspaso. Estos son los requisitos y procedimientos necesarios.

Han pasado 18 años desde que el Estado emitió el último permiso para las licencias de tabaco. Desde entonces hasta hoy, no permite una nueva apertura. Esta es una empresa regulada por el Estado y muchos empresarios quieren ingresar. Sin embargo, ante la imposibilidad de obtener una nueva licencia, lo más fácil para un autónomo que quiera poner en marcha un negocio tabacalero es negociar la transferencia con el propietario del negocio tabacalero que ya ha comenzado.

Si algún autónomo quiere formar parte del negocio de venta de tabaco, debe saber que desde 2003 el Ministerio de Hacienda no ha emitido convocatorias de nuevas licencias. Por ello, es prácticamente imposible montar un nuevo estanco, y por esta dificultad, los propietarios de las tiendas existentes reciben decenas de ofertas para traspasar su negocio cada mes.

Algunas tabaquerías del centro de Madrid, reciben ofertas de traspaso entre 300.000 y 450.000 euros. Cabe destacar que estas cotizaciones dependen de varios factores, como la facturación del negocio, que depende de las características de la zona dónde se ubica y del lugar donde se desarrolla la actividad.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que la licencia de comerciante de tabaco antes era vitalicia y se cedía por herencia, y ahora tiene una vigencia de 30 años: 25 años por un año fijo y otros 5 años modificables. El precio de transferencia también depende de este último, porque cuanto más se usa la licencia, mayor es la oferta de venta.

Procedimientos legales para el traspaso de un estanco

La venta de tabacaleras es una concesión del Estado y se requiere un notario para verificar la venta de licencias. Una vez que el precio es determinado por ambas partes, el notario debe redactar un informe al comisionado del mercado de tabaco, que está bajo la jurisdicción del Ministerio de Hacienda.

De igual forma, el informe enviado por el notario al comisionado debe ser aprobado por el informe técnico, el cual debe tomar en cuenta el plano e infraestructura del sitio; la situación de otras empresas tabacaleras dentro de su jurisdicción, y pagar las cuotas e impuestos en el momento oportuno. Una vez cumplidos estos trámites se procederá a la cesión, teniendo en cuenta que el nuevo titular del permiso deberá estar registrado como autónomo en el apartado correspondiente para poder realizar la actividad.

¿Son rentables los estancos?

Según varios profesionales de la industria, de hecho, las empresas tabacaleras no siempre son tan rentables como parecen, porque una gran parte de sus ganancias se utilizan para pagar los impuestos correspondientes al estado.

El gobierno cobra el 75% de nuestras facturas. Nuestro beneficio es el 8,5% de los cigarrillos y el 9,5% de los puros; pero en ambos casos, debemos brindarle al país el 2% de las utilidades, por lo que nuestro margen de utilidad neta es del 6%”, comenta un comerciante.

La Federación de Asociaciones Tabacaleras de España añadió que la amortización de la licencia de estanco depende del contexto del marco empresarial, incluido el precio de la licencia. Si el estanco se encuentra en el centro de una ciudad o en un municipio turístico, tendrá mayor volumen de facturación que aquellos que se estén en pueblos o aldeas. La rentabilidad del negocio no depende tanto de la actividad  como de sus circunstancias

¿Por qué Hacienda no da nuevas licencias?

Las fuentes internas de la Asociación Española de Asociaciones Tabacaleras creen que existen rumores de que el Ministerio de Hacienda puede definir nuevos canales de venta para las empresas tabacaleras este año, pero este rumor existe desde hace muchos años, y el gobierno aún no ha emitido un comunicado al respecto.

Últimos artículos

Leave A Comment